Inicio · Blog · La domótica industrial: qué es y en qué aspectos se aplica en las fábricas inteligentes

Tiempo de lectura: 3 minutos

04 octubre 2023

La domótica industrial: qué es y en qué aspectos se aplica en las fábricas inteligentes

Publicada en —
Industria 4.0

<strong>La domótica industrial: qué es y en qué aspectos se aplica en las fábricas inteligentes</strong>

Se habla mucho de la presencia de la domótica en los hogares y cada vez es más frecuente ver cómo los dispositivos se encargan de realizar tareas cotidianas, permitiéndonos ahorrar tiempo, energía y ganar comodidad. 

Sin embargo, este tipo de tecnología va más allá del entorno doméstico y puede aplicarse en otros sectores menos conocidos, como es el caso del sector industrial. De ahí que en la Industria 4.0 la integración de automatizaciones y soluciones tecnológicas sea un pilar para su desarrollo.

Qué es la domótica industrial

Posible gracias al Internet de las Cosas (IoT), encargado de conectar distintos aparatos electrónicos que se comunican entre sí a través de una red con el objetivo de automatizar tareas y decisiones, la domótica industrial es la aplicación de la tecnología en las instalaciones implicadas en la fabricación industrial.

La automatización de las funciones y los procesos, no está tan relacionada con la producción y la actividad de la empresa, sino como en las del edificio en sí. La climatización, la seguridad, la iluminación, entre otras cosas, son los aspectos que se pueden controlar con esta tecnología y que hacen posibles las Smart Factories o fábricas inteligentes.

Dónde aplicar la domótica industrial

Conocer las principales aplicaciones de la tecnología en el sector industrial es crucial para incluirla en el diseño de un proyecto de estas características. Algunas de ellas son:

Iluminación adaptada a las necesidades

En una fábrica, la necesidad de luz puede variar según la zona, el uso o la hora. Disponer de dispositivos que permita programar el encendido o apagado de determinados puntos de luz, así como de detectores de presencia que permita iluminar de manera automática determinadas áreas y sensores que regulen la luz en función de la claridad del exterior puede suponer un ahorro significativo en las facturas.

Control de horario y personal

La ley obliga a que los trabajadores fichen antes y después de realizar su turno. Hacerlo de forma manual puede inducir a errores que se pueden solventar con dispositivos de control de presencia. Con esta tecnología, el registro de entrada y salida quedará recogido según la normativa vigente y servirá también para evitar conflictos relacionados con la asistencia.

Climatización para los espacios de trabajo

Al igual que sucede con la iluminación, dependiendo del área de la fábrica, las condiciones meteorológicas externas o la cantidad de personas presentes, la necesidad de climatización puede ser diferente.

Se puede programar el aire acondicionado o la calefacción según las necesidades del espacio gracias al uso de termostatos y sensores que detecten y recojan información que permitan actuar sobre ella. 

Seguridad y control de acceso a la fábrica

En zonas industriales, el riesgo de robo aumenta, aún más cuando las instalaciones no funcionan durante las 24 horas. 

Contar con alarmas, detectores y simuladores de presencia puede disuadir a posibles intrusos y a detectarlos. 

Además, con la domótica también se puede limitar el acceso a determinadas zonas de la fábrica a ciertos trabajadores y registrar su presencia en ellas. 

Beneficios de la domótica en la industria

Integrar este tipo de tecnología en el diseño de un área industrial puede suponer:

  • El ahorro de energía y recursos al programar y automatizar los aparatos electrónicos en función de las necesidades del negocio, además de una considerable reducción del consumo energético.
  • La optimización del tiempo de los trabajadores al suprimir tareas simples y rutinarias como el proceso de fichar o de revisar los dispositivos están correctamente conectados o desconectados.
  • La seguridad del patrimonio y el personal de la empresa al contar con detecciones de presencia, de humo o de sustancias peligrosas. Además de poder conocer de manera remota cualquier actividad dentro de la empresa sin necesidad de estar allí de manera presencial.
  • La comunicación para la prevención de incidencias al interconectar los diferentes dispositivos entre sí y con el propietario. Útil para identificar incidencias en fases tempranas y evitar desastres mayores.

Poco a poco la tecnología se está haciendo notar en el sector industrial y cada vez son más los proyectos que requieren de ella. Si eres un profesional del sector de la construcción y te encargas del diseño de un espacio de estas características, puedes ponerte en contacto con nosotros en info@domonova.com para intercambiar información sobre la domótica en las fábricas inteligentes.

Compartir este artículo

Deja un comentario