Inicio · Blog · Domótica casera: 9 claves para comprar e instalar

16 March 2016

Domótica casera: 9 claves para comprar e instalar

Publicada en —
Smart Home, Tutoriales

Domótica casera: 9 claves para comprar e instalar

En los últimos meses la domótica casera o doméstica se está convirtiendo en una de las opciones más populares para instalar domótica en el hogar. Son instalaciones en las que se busca una solución para regular un circuito de iluminaciónmanejar una persiana motorizada, accionar mediante un interruptor inalámbrico, controlar un enchufe temporizador, o abrir una puerta de garaje automática desde el móvil.

Estos son servicios para los que no se necesita acometer una instalación domótica completa. Por lo tanto, frente a las clásicas soluciones domóticas cableadas como KNX y a las poco fiables soluciones utilizando tecnologías como X.10, los usuarios con este sencillo tipo de necesidades buscan tecnologías económicas. Principalmente prefieren tecnologías inalámbricas, basada en protocolos como Z-Wave, zigbee, Wi-Fi o similares.

Estas nuevas tecnologías permiten ahora arrancar en el mundo de las instalaciones domóticas por unos cuantos cientos de euros de material. Además, si sois capaces, podéis ser vosotros quienes aportéis la mano de obra. Si comparamos esto con instalaciones KNX donde el material siempre suele estar en torno a los miles de euros y la intervención de los integradores domóticos se hace imprescindible, vemos cómo el mercado ha sufrido un enorme cambio en los últimos años.

Con Z-Wave puedes empezar tu instalación domótica en casa con unos cientos de euros

Desde nuestra experiencia e incondicional apoyo al desarrollo de nuestro sector, estamos muy satisfechos del éxito de estos nuevos productos y, de hecho, ya estamos trabajando con ellos. Sin embargo, creemos que antes de adquirir los mismos los usuarios deben ser plenamente conscientes de lo que están comprando, de cómo funcionan, de si van a ser capaces de proporcionarles los servicios que están buscando o de si serán capaces de ponerlos en funcionamiento. En este sentido, no es lo mismo comenzar por la opción más económica, como puede ser un adaptador USB Z-Wave para nuestro PC o Rasberry Pi, que hacerlo adquiriendo un controlador Z-Wave más completo como el Eedomus, o con algo tan “techy” y potente como el Jeedom.

Por ello en este post enumeramos 9 claves a modo de guía a tener en cuenta antes de que procedas a la compra de material domótico DIY (“Do It Yourself” o “Hazlo tú mismo” en español) y a la instalación del mismo en tu vivienda.

9 claves para tener domótica casera

Hemos recibido innumerables mensajes en los que nos pedís consejo acerca de un pequeño conjunto de dispositivos que sean lo más económicos posibles para comenzar a hacer vuestra domótica casera. Por este motivo, nombramos los tres fabricantes que hemos podido probar hasta el momento y que consideramos más adecuados para empezar. Como nosotros somos “agnósticos” desde el punto de vista de los fabricantes no podemos inclinarnos por ninguno en particular. En todos ellos tendréis pros y contras. Esto depende de cada uno.

Por lo tanto, si decidís empezar por el nuevo Fibaro Home Center 3, por un Eedomus o por un Vera, por favor contadnos vuestra experiencia en los comentarios. Con cualquiera de ellos podréis empezar a "juguetear" desde el minuto 1. Es lo más barato que hemos conseguido encontrar en el mercado.

1. Domotica doméstica vs integrador domótico

Lo primero a tener en cuenta antes de dar el paso de adentrarte en un proyecto de domótica casera es la dificultad del proyecto a acometer.

  • Si el proyecto es sencillo: encendido y apagado de luces, control de persianas, detección de fugas de agua o gas, etc. Es muy probable que seas capaz de instalar y programar los diferentes dispositivos.
  • Si, además, tienes conocimientos básicos de instalaciones eléctricas e informáticas, pues las posibilidades son aún mayores.

En general, todo el material de domótica casera suele venir acompañado de unos manuales de instalación bastante claros y sencillos para un usuario con conocimientos básicos.

Adicionalmente, en nuestro caso particular, cuando alguno de los clientes de nuestra tienda de domótica doméstica tiene dudas acerca de cómo instalar o poner en marcha algún dispositivos, en Domonova te damos asistencia telefónica gratuita por lo que los problemas suelen reducirse a cero.

Sin embargo, si en tu instalación hay que hacer integraciones complejas (sobre todo de climatización) como un sistema de suelo radiante zonificado, una máquina de climatización de conductos, fancoils, iluminación con protocolo DMX o DALI, etc., nuestro consejo es que te pongas en manos de un integrador domótico o, lo que es lo mismo, una empresa experta en instalaciones domóticas, para dejarte asesorar sobre cuál debe ser el mejor modo de afrontar la instalación de tu vivienda.

En conclusión, asegúrate de que lo que vas a comprar puede hacer lo que quieres realizar. Asimismo, asegúrate de que quien te lo vende te puede dar soporte post-venta para la instalación y puesta en marcha.

Si la instalación domótica es sencilla, puedes hacerla tú mismo. Si es compleja, llama a tu integrador domótico

2. Domótica inalámbrica vs domótica cableada

Una de las principales ventajas que aporta la domótica casera que te estamos comentando es su tecnología inalámbrica. En concreto, la tecnología que mejor resultado nos ha dado hasta ahora es Z-Wave, debido a que cada uno de los dispositivos es a su vez un emisor y un receptor. De modo que la cobertura del sistema completo aumenta cada vez que se añade un dispositivo nuevo.

Por esta razón, si quieres incluir una instalación domótica en tu vivienda sin tener que hacer ninguna reforma, obra o similar, la domótica inalámbrica Z-Wave es la solución más adecuada. La instalación será rápida, sencilla y económica. Similar a la tecnología Z-Wave, es posible que encuentres también dispositivos bajo la tecnología Zigbee.

Fabricantes tan importantes como Samsung con su ecosistema Smartthings o Koogeek trabajan bajo esta tecnología. No obstante, al ser de origen estadounidense, cuenta con menos dispositivos en el mercado europeo.

Por el contrario, si estás construyendo una nueva vivienda o reformando la que tienes, tienes una gran oportunidad de instalar una solución cableada como es KNX. Las razones por las que estas soluciones cableadas son más recomendables en estos casos que las soluciones inalámbricas no solo están en la evidente mayor fiabilidad del cable frente a la emisiones de radiofrecuencia sino es otros aspectos, incluso económicos, que veremos más adelante.

Si no quieres hacer obra en tu casa, la domótica inalámbrica Z-Wave es la mejor solución. Si estás ya en una obra, mejor utiliza tecnologías cableadas

3. ¿Que si la domotica doméstica es más barata? Depende …

Aunque pueda parecer al contrario hay instalaciones donde es más barato utilizar KNX que Z-Wave.

Esto se debe a que, aunque los módulos Z-Wave son mucho más baratos que los actuadores KNX, los módulos Z-Wave suelen ser muy modulares. Es decir, suelen estar preparados  para controlar una sola persiana, uno o dos circuitos de iluminación, una o dos electroválvulas, etc. Por el contrario, en los catálogos de equipos KNX hay dispositivos individuales que permiten controlar hasta 8 persianas o 16 circuitos de iluminación.

De este modo si tienes que controlar 8 persianas, 12 encendidos, 6 enchufes y 16 electroválvulas en tu vivienda, es posible que el precio  final de los cuatro dispositivos KNX necesarios sea inferior a los 25 dispositivos Z-Wave que realizarían la función equivalente. Por lo tanto, la domótica casera es más rentable para instalaciones pequeñas pero a medida que la instalación va creciendo pierde rentabilidad y te puede interesar la opción de soluciones cableadas.

La domótica DIY es más rentable en instalaciones pequeñas que en grandes

4. Cada vez más aplicaciones disponibles pero aún no todas

Aunque esto está cambiando muy rápidamente, las soluciones basadas en Z-Wave no permiten aún resolver todos los problemas. Hay determinadas aplicaciones, sobre todo en el apartado de climatización, para las cuales no existen dispositivos Z-Wave que las resuelvan.

Los fabricantes de equipos Z-Wave cada vez son más y cada vez tienen más productos en el mercado. Por lo que es posible que estas limitaciones sean cada vez menores. De hecho, en una de nuestras últimas instalaciones hemos controlados splits o calderas con dispositivos Z-Wave sin ningún problema y a un precio sin competencia por parte de otras soluciones.

Si tienes dudas, simplemente ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a escoger los productos que más te convengan.

Aunque aparecen nuevos productos cada día, la tecnología Z-wave no tiene aún solución para todas las instalaciones domóticas

5. De nuevo, apuesta por estándares

Como comentamos en uno de nuestros últimos post sobre cómo conseguir una instalación domótica más barata, los estándares son, en la mayoría de los casos, el caballo ganador en el sector de la domótica.

En el caso de la domótica casera, cómo hemos indicado anteriormente, el estándar más extendido en España es el Z-Wave. Este estándar inalámbrico ya lleva varios años en el mercado y puedes encontrar fabricantes de equipos compatible en los cinco continentes.

En Europa el más popular y con más cuota de mercado es el fabricante polaco Fibaro. Este cuenta con una amplia gama de dispositivos, empezando por los controladores y pasando por sensores y actuadores de todo tipo.

Este fabricante lo hemos probado en nuestras oficinas, nos ha gustado, hemos empezado a instalarlo en algunos clientes y estamos muy contentos del resultado obtenido. Es cierto que hemos tenido que cubrir algunas aplicaciones con dispositivos de otros fabricantes, pero esa es la grandeza de los estándares.

Los estándares son siempre el caballo ganador a la hora de seleccionar tu tecnología domótica

6. Mientras más elementos, mejor funcionamiento

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir comprar productos de domótica casera es el tamaño del inmueble donde van a funcionar.

Al tratarse de elementos que se comunican inalámbricamente, el problema de la cobertura existe y debe ser tenido en cuenta. En este sentido, en el caso de los productos Z-Wave, cada elemento hace las funciones de repetidor. De este modo, si tu vivienda es grande, mientras más elementos inalámbricos tengas repartidos por la misma mejor será la cobertura para que todos ellos puedan comunicarse entre sí. Esta es la mayor ventaja que presenta Z-Wave y es la que hace que las instalaciones sean tan rápidas y sencillas de realizar.

Al inicio, cuando empieces tu instalación con tu controlador y tus dos o tres actuadores o sensores, procura ponerlos cerca los unos de los otros. Posteriormente, a medida que la instalación crezca, coloca los sucesivos elementos alrededor de estos primeros. De esta forma, irás construyendo una red o malla Z-Wave lo suficiente consistente en lo que a cobertura se refiere.

Si empiezas con el controlador en el salón y los actuadores en las habitaciones más alejadas, es muy posible que no puedan hablar entre sí. Busca entonces dispositivos repetidores, que te serán muy útiles para agrandar tu red y poder incluir esos dispositivos alejados.

Mientras más elementos incluyas en tu instalación Z-wave, mejor será su funcionamiento

7. Interfaz de usuario, punto clave para sacar el mayor rendimiento a tu instalación

Una vez que tienes todos los elementos instalados y repartidos por toda tu casa llega el momento de programarlos y ponerlos en marcha. Esto se realizará a través del interfaz de usuario de tu controlador domótico.

Cuando todo esté programado comenzarás a usar diariamente tu sistema. Y no solo lo harás tú, todos los miembros de tu familia con los que compartes vivienda también lo harán. Esto lo harás también a través del interfaz de usuario de tu controlador domótico.

Si alguna vez hay un problema y tienes que buscar dónde está y cuál es la causa tendrás que usar también el interfaz de usuario.

Es fundamental seleccionar un controlador que te proporcione un interfaz de usuario sencillo e intuitivo pero a la vez funcional y potente. Debes escoger una interfaz de usuario que:

  • Esté en español.
  • Permita incluir y eliminar elementos del sistema con facilidad.
  • Tenga herramientas de diagnóstico sencillas.
  • Permita sacarle a cada dispositivo su mayor rendimiento.

La elección del interfaz de usuario es fundamental para que tu experiencia con la domótica doméstica sea o fantástica o decepcionante.

Como hemos comentado anteriormente, Fibaro ha sacado al mercado su nuevo controlador Z-Wave. Este viene equipado con una nueva versión aún más revolucionaria en lo que interfaz de usuario se refiere. Tan pronto como tengamos imágenes de esta nueva versión, las publicaremos.

Una buena interfaz de usuario es la clave para una experiencia satisfactoria con la domótica casera

8. Apuesta por la estética

Otra de las claves más importantes a la hora de escoger qué equipamiento comprar es la estética. Al contrario que en las instalaciones cableadas con KNX, gran parte de los elementos de tu instalación de domótica casera estarán a la vista. Por lo tanto, que dichos elementos se adapten lo mejor posible al tipo de decoración de tu hogar es también un aspecto fundamental. A nadie nos gusta tener horrorosos “aparatitos” repartidos por toda la casa que rompe totalmente la estética que estamos buscando para nuestra vivienda.

En este sentido, como pasa siempre, hay fabricantes que han invertido más y otros menos en este aspecto. Fabricantes como Fibaro o Aeotec, con los que solemos trabajar, son un buen ejemplo de apuesta por el diseño y la estética. Sin embargo, otros como qubino que, a pesar de aportar una fiabilidad importante, no han considerado la inversión en diseño como primordial.

Busca un dispositivo con un diseño cuidado para que la domótica no rompa la estética de tu hogar

9. Integración con otros servicios

Por último, también tienes que tener en cuenta la posibilidad de integrar tu instalación domótica casera con otros servicios en el campo de la seguridad o la eficiencia energética. Ningún estándar ni ningún fabricante cubre todos los servicios que un usuario puede querer instalar en su vivienda. Por esto la solución que selecciones debe estar abierta a ser integrada con otras soluciones.

Un ejemplo claro de lo que te comentamos es la integración de la domótica casera con cámaras IP. Estas cámaras hoy en día están cada vez más a la mano de casi cualquier usuario. Esto se debe a que su precio está bajando drásticamente (hay productos por debajo de los 200 € e incluso 100 €). En esta situación, elegir un controlador que te permita visualizar tus cámaras IP desde la misma interfaz de usuario es una opción muy importante.

Lo mismo ocurre, por ejemplo, con el control de consumo energético. Dado que los elementos de la instalación domótica doméstica van a estar conectados a la instalación eléctrica de tu casa, tienen una inmejorable ocasión de medir el consumo que estás haciendo de la misma. Si el sistema seleccionado te aporta esta información te será de gran ayuda para conocer cómo estás consumiendo la energía eléctrica en tu vivienda y qué hábitos deberías cambiar para conseguir un consumo más eficiente.

Por lo tanto, es un punto a favor muy interesante, el que los dispositivos que selecciones te permitan este tipo de integraciones adicionales para sacar un mayor rendimiento a tu inversión.

Permitir la integración con otros elementos es un aspecto clave de una instalación de domótica doméstica

En definitiva, gracias a esta domótica casera o doméstica, se está abriendo un enorme campo de oportunidades para todos aquellos que quieran contar con una instalación domótica económica, sencilla pero muy funcional en sus viviendas. Os animamos a que os adentréis en este mundo pero siempre sabiendo donde estáis, qué estáis comprado y a quien podéis pedir ayuda en un momento dado.

Compartir este artículo

Deja un comentario