Inicio · Blog · 6 puntos clave a tener en cuenta para integrar la domótica

11 April 2022

6 puntos clave a tener en cuenta para integrar la domótica

Publicada en —
Tutoriales

6 puntos clave a tener en cuenta para integrar la domótica

La tendencia de que los dispositivos de un espacio estén conectados a la red es cada vez mayor. Según la firma de investigación de mercados Valuates, el mercado de las soluciones y dispositivos inteligentes para el hogar en España crecerá hasta un 300% para el año 2024.

A la hora de desarrollar un nuevo proyecto, es primordial considerar la incorporación de la domótica. Esto es debido a que un espacio automatizado permite que los usuarios experimenten comodidad, seguridad y disfrute. En este artículo te enumeramos los seis puntos clave que se han de tener en cuenta para integrar la domótica en tu proyecto.

consejos a tener en cuenta para integrar la domótica

Recopilar información sobre el espacio

Para el diseño de un sistema domótico lo primero que tenemos que conocer es la información del espacio en el que queremos instalarlo. Es decir, tener referencia del tamaño del espacio y el número de estancias con las que cuente. Asimismo, el usuario también tiene que tener claro lo que necesita antes de domotizar el espacio, para que así establezcamos qué elementos son prioritarios y cuáles secundarios. 

Esta información es fundamental porque va a permitir que ajustemos correctamente el presupuesto de la instalación y diseñemos un sistema escalable que se adecue a las necesidades del espacio y que permita incorporar nuevas funciones en el futuro.

Tipo de domótica necesaria

Según la forma en la que se transmita la señal, la instalación domótica puede ser de distinto tipo. A continuación, te explicamos algunas de ellas: 

  • Domótica de cableado. Desde nuestra experiencia, este tipo de instalación son las más recomendables debido a que son más robustas y garantizan la calidad de la señal. Además, transmiten las señales con gran rapidez.
  • Domótica inalámbrica. A diferencia de la anterior, esta no utiliza cables para transmitir la señal, pues la información es transmitida mediante ondas de radiofrecuencia. La ventaja principal es que se puede instalar tanto en un espacio de nueva construcción como en una obra ya realizada. Asimismo, su instalación y mantenimiento es más fácil que en el caso anterior.
  • Sistemas domóticos mixtos. Esta instalación combina los sistemas de cableado e inalámbricos para aprovechar las ventajas de cada sistema. En aquellos casos en los que se utilice sistemas domóticos con gran cantidad de datos y funciones este sistema es muy recomendable.

Como especialistas en domótica podemos asesorarte para que tengas el mejor sistema domótico adaptado a las necesidades de tu espacio. 

Interfaz de usuario

En el momento en el que los dispositivos inteligentes se comunican entre sí a través de una pasarela, se necesita un medio para que el usuario se pueda comunicar con dicha pasarela. Es decir, se requiere una aplicación para teléfonos móviles o tablet desde los cuales se envía las órdenes al controlador domótico y luego a los dispositivos inteligentes. En definitiva, estas aplicaciones permiten que el usuario pueda controlar los dispositivos inteligentes del espacio. 

La interfaz de usuario del controlador domótico permitirá establecer las reglas de automatización y programar los elementos inteligentes instalados en el espacio. Por ejemplo, definir cuándo deben cerrarse las persianas, a qué temperatura debe estar el aire acondicionado o a qué hora deben apagarse las luces. Para ello es primordial que el usuario se familiarice con este sistema, ya que lo utilizará diariamente. Por tanto, la interfaz de usuario debe ser sencilla y funcional. 

Conectividad dentro del espacio

Los dispositivos inteligentes pueden ser controlados y monitorizados de forma remota a través de un teléfono móvil, tablet e incluso altavoz gracias a la conectividad. Los estándares de conectividad más frecuentes son el Bluetooth, el Wi-Fi y los protocolos ZigBee o Z-Wave. 

El Wi-Fi es la opción más sencilla, ya que no requiere de más elementos para su funcionamiento. Sin embargo, si se quiere domotizar toda la casa (luces y enchufes inteligentes, automatizar persianas y ventanas, etcétera) y disminuir las interferencias recomendamos instalar un sistema que integre un puente para enlazarlo todo y desde ese panel establecer la conexión con el router. En cualquier caso podemos asesorarte sobre cuál es la mejor elección, ya que su idoneidad varía en función del uso que desees darle.

Compatibilidades entre fabricantes

Un aspecto fundamental a tener en cuenta para lograr un espacio inteligente es el nivel de compatibilidad que ofrece el sistema domótico seleccionado. Conforme la tecnología avanza, las personas se plantean aumentar su confort y seguridad con nuevos dispositivos. Tener un sistema domótico con altos niveles de compatibilidad facilitará la incorporación de otros dispositivos inteligentes de diversos fabricantes. 

Se trata de que todos los sistemas se integren y funcionen juntos, ya que esto supone innumerables ventajas. Por ejemplo, el sistema de riego puede integrarse con una estación meteorológica o bien con el sistema de Internet. Esto permitirá monitorear y realizar acciones en base al tiempo, es decir, que no riegue en el caso de que esté lloviendo. 

Protocolos existentes en domótica

Todos los sistemas domóticos que conectan distintos dispositivos requieren de un protocolo para poder compartirlo entre ellos. Dicho protocolo de comunicaciones hace referencia al formato en el que están los mensajes de los dispositivos inteligentes. Esto permite que los distintos elementos puedan comunicarse entre sí e intercambiar información utilizando un mismo lenguaje.   

Existen distintos tipos de protocolos utilizados en los sistemas domóticos: 

  • Sistemas domóticos cerrados o de propietarios. Son específicos de una marca o fabricante en concreto y, por tanto, solo pueden ser usados por ellos. Asimismo, solo el fabricante puede realizar actualizaciones y diseñar nuevos elementos con el mismo lenguaje de programación. 
  • Sistemas domóticos abiertos o estándar. Se tratan de protocolos de carácter universal, es decir, están definidos entre varias compañías. De manera que son compatibles con distintos dispositivos y cualquier fabricante puede realizar actualizaciones y nuevos productos con el protocolo de comunicación implícito. 

En definitiva, estas son las seis claves que debes tener en cuenta para la instalación de un sistema domótico. Si necesitas más información o asesoramiento personalizado no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro correo info@domonova.com. En nuestro artículo puedes conocer más sobre la integración de los dispositivos para lograr un espacio inteligente

Compartir este artículo

Deja un comentario