Inicio · Blog · ¿Qué puede aportarme una instalación domótica? Parte IV: Ahorro con climatización domótica zonificada

Tiempo de lectura: 2 minutos

18 abril 2013

¿Qué puede aportarme una instalación domótica? Parte IV: Ahorro con climatización domótica zonificada

Publicada en —
Climatización, Domótica e interiorismo, Eficiencia energética

¿Qué puede aportarme una instalación domótica? Parte IV: Ahorro con climatización domótica zonificada

En el artículo de hoy os traemos la parte IV de la sección "¿Qué puede aportarme una instalación domótica?" que trata sobre el ahorro con climatización domótica zonificada.

Sin duda el sistema de climatización es el que más influye en el importe final de la factura de electricidad o gas. Suele suponer alrededor de un 40 % del consumo de un edificio dependiendo de la época del año y la localización del mismo. Un sistema de control integrado que integre el sistema de climatización puede conseguir un importante ahorro en el consumo del mismo. Sin embargo, en muchas ocasiones éste debe ir acompañado por un diseño óptimo del propio sistema de climatización.

¿Qué es un sistema de climatización domótica zonificado?

En este sentido es muy recomendable la instalación de sistemas de climatización domótica zonificados, ya sean de calefacción o aire acondicionado. Mediante la climatización domótica zonificada se permite que cada estancia tenga su mini-sistema de climatización independiente, controlado por un termostato también independiente. De este modo, aquellas estancias que no se van a usar pueden apagarse por completo, aquellas con uso bajo pueden ponerse a una temperatura de ahorro y aquellas con un uso mucho más frecuentes son la que alcanzan la temperatura de confort. Estos sistema zonificados son fácilmente implantables en instalaciones de suelo radiante y aire acondicionado por splits o por conductos (usando rejillas motorizadas).

¿Qué permite una tecnología domótica de este tipo?

  1. Aprovechar al máximo el aporte de energía exterior en invierno, permitiendo que el sol entre a las horas adecuadas en las estancias adecuadas mediante la gestión de persianas o cortinas motorizadas.
  2. Del mismo modo, mejorar el aislamiento térmico de dichas estancias en verano impidiendo en este caso la entrada de los rayos solares.
  3. Gestionar la temperatura de consigna del sistema de climatización o de cada estancia individual de un modo manual (y éste puede ser local o en remoto mediante un smartphone) o de un modo automático (mediante programaciones horarias o basado en  la temperatura exterior.
  4. Encender o apagar el sistema de climatización cuando no estamos presentes en la vivienda o local, evitando así los picos de consumo a las horas más comunes de llegada a casa.
  5. Sensores de puertas y ventanas: el sistema se apagará de forma automática cuando detecte que una puerta o una ventana lleva mucho tiempo abierta.
  6. Medidores de consumo: de nuevo es fundamental conocer cuál es el consumo para hacer un uso más responsable y optimo del mismo.

En resumen, un sistema zonificado de climatización unido a un sistema de control domótico integral y a un uso responsable puede conseguir disminuir su factura de climatización en más de un 30%.

Compartir este artículo

Deja un comentario