Inicio · Blog · Control de la temperatura de un espacio domotizado

Tiempo de lectura: 2 minutos

21 noviembre 2022

Control de la temperatura de un espacio domotizado

Publicada en —
Climatización

<strong>Control de la temperatura de un espacio domotizado</strong>

Integrar tecnología domótica en el diseño de un proyecto constructivo o arquitectónico tiene grandes ventajas en múltiples aspectos, y cuando la temporada de frío se acerca, hay una que toma mayor relevancia. Poder tener el control de la temperatura de un espacio domotizado desde cualquier lugar gracias al dispositivo móvil permite a las personas ganar en confort y comodidad y ahorrar en la factura de la luz.

Sensores de temperatura y humedad, ¿qué son y cómo funcionan?

Este tipo de dispositivos se encargan de detectar cambios en la temperatura y la humedad en el ambiente. Para ello se disponen en las diferentes habitaciones con un panel que informa de los datos recogidos en tiempo real. 

Esta manera de funcionar permite programar rutinas según las necesidades. Es decir, se puede encender o apagar dependiendo del horario que se establezca o los parámetros de temperatura/humedad que haya en el ambiente.

Pero, ¿cómo ayuda esta tecnología domótica a controlar la temperatura de un espacio?

Al contar con sensores distribuidos por diferentes áreas, podemos fijar distintas temperaturas según la estancia. De esta forma, si hablamos de una vivienda, el usuario puede mantener el salón a 22ºC, y la habitación a 19ºC.  

Esto no solo es beneficioso para aquellas personas que comparten un mismo espacio y disponen de habitaciones diferentes, ya que pueden adecuar la calefacción a las necesidades que ellos dispongan, sino que también se verá reflejado en la factura de la luz.

Tener un control total de la temperatura de un espacio, permite apagar o bajar los grados si nadie está haciendo uso de ese área.

¿A cuántos grados se recomienda mantener una estancia?

La respuesta a esta pregunta es: depende.

Si el espacio en cuestión es una oficina, al ser un ambiente compartido por más personas, se recomienda mantener una temperatura de entre 17ºC y 19ºC. Así lo indica el Instituto Nacional de Salud y Seguridad en el Trabajo (INSST).

En una vivienda, al estar habitada por menos personas, se recomienda mantener el espacio entre 20ºC y 21ºC y bajar un par de grados durante la noche.

Ventajas de controlar la temperatura con la domótica.

  • Confort. Aunque hay unos parámetros establecidos por el que poder guiarse, disponer de la posibilidad de adaptar la temperatura de un espacio en función de las necesidades hace que una persona se sienta más a gusto y cómodo en un lugar.
  • Control. Poder ver a qué temperatura se encuentra una estancia sin estar en ella físicamente permite encender o apagar haciendo posible encontrar una habitación caliente antes de llegar y evitando sustos innecesarios por olvidos. Además, se gana accesibilidad y autonomía al disponer de toda la información acerca de la temperatura de un espacio en el mismo dispositivo.
  • Eficiencia. Poder apagar y encender a distancia, programar el sistema y controlar desde cualquier lugar son características que después se reflejarán en la factura, reduciéndola.

Si quieres conocer más elementos que añadir a un espacio domótico para que sea más sostenible puedes visitar nuestro blog. Y si estás pensando añadir esta tecnología a un proyecto, puedes ponerte en contacto con nosotros en info@domonova.com

Compartir este artículo

Deja un comentario